viernes, 6 de diciembre de 2013

Terrinas de patatas con salsa de piquillos #RecetasSolidariasParaNavidad












Esta es mi segunda aportación para " # Recetas solidarias para Navidad " como ya sabéis es una iniciativa propuesta por Helena del Valle esta teniendo una gran aceptación pues las recetas que cada día van uniéndose a esta propuesta tan solidaria, son de una gran calidad, de esta manera nos damos cuenta que con poquito dinero podemos hacer grandes recetas no solo con la vistosidad de alguna de ellas si no por que no hace falta tener demasiados ingredientes caros para poder comer dignamente y hacer una receta de lujo para estas fechas navideñas. 



La receta que os propongo hoy constituye un auténtico regalo para la vista y el paladar, aunque debe saborearse bien dada su riqueza en calorías. 
Las patatas admiten mil preparaciones. Hervida como en este caso resulta sana, suave, digestiva y apta para todo el mundo. 
Vamos a prepararla que es muy facilita: 
Raciones: 4 
Calorías: 472
Preparación: 25 minutos 
Cocción: 35 minutos 
Dificultad: baja 

INGREDIENTES: 




800 gr de patatas peladas 
10 pimientos de piquillo asados 
1 diente de ajo pelado 
2 aguacates medianos 
2 limones ( su zumo) 
2 cucharadas soperas de agua 
100 ml de aceite de oliva virgen extra
sal 

Para la pasta de aceitunas negras: 
1 lata de unos 300 grs de aceitunas negras sin hueso
1 cebolla
1 diente de ajo 
pimienta negra (al gusto)
albahaca (al gusto)
100 ml de aceite de oliva virgen extra 


ELABORACIÓN PASO A PASO: 





Cocer las patatas: 
Se disponen las patatas en un recipiente con agua fría, el zumo de un limón y una pizca de sal, y se llevan a ebullición. Durante la cocción hay que procurar que las patatas no queden sueltas que estén completamente cubiertas de agua y que no se rompan. Al cabo de 30 minutos se escurren bien. Reservar. 



Elaborar el guacamole: 
Mientras se nos hacen las patatas, pelamos los aguacates, se tritura la pulpa, junto con el diente de ajo, el zumo de un limón, la mitad del aceite de oliva, ( 50 ml ) el agua y una pizca de sal, hasta obtener una crema espesa y homogénea para evitar que ennegrezca se cubre con un poco de aceite de oliva y se guarda tapada con film transparente de cocina en la nevera. 




Hacemos la salsa de piquillo: 
Trituramos los diez pimientos de piquillo con el resto del aceite de oliva ( 50 ml ), hasta obtener una salsa fina que se reservará aparte para más tarde, dejándola a temperatura ambiente. 




Preparamos la pasta de aceitunas negras: 
Escurrir las aceitunas, trocear la cebolla junto con el ajo en la batidora, o en Thermomix, mezclar y triturar. Procesaremos delicadamente y con paciencia para lograr su homogeneidad, mientras vamos procesando iremos agregando el aceite de oliva cucharada a cucharada, para lograr la consistencia ideal. En la Thermomix unos 10 minutos a velocidad 1, en la batidora lo más despacito posible. Ya tenemos nuestra pasta de aceitunas que podemos guardar en la nevera durante un mes en frasco de cristal bien esterilizado, y nos servirá como aperitivo untando en pan, resultará una autentica delicia. 




Chafar las patatas: 
Seguidamente se colocan las patatas cocidas en un bol grande para poderlas trabajar mejor y se chafan con un tenedor. 




Montar la presentación: 
Finalmente se dispone un aro cortapastas, en el centro del plato y se rellena, por capas, con la pulpa de patata, la pasta de aceitunas negras y otra capa de patata. 




Se alisa bien la superficie del combinado y se cubre con el guacamole. Retiramos con mucho cuidado el aro y se aliña la receta con la salsa de pimientos de piquillo. 
Por último se repiten todas las operaciones necesarias para obtener los platos deseados. 




Espero que la disfrutéis es una receta muy económica y un autentico lujo para el paladar por la mezcla de sabores y para la vista. Podemos servirlo como entrante o un primer plato, os sorprenderá lo rico que está. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada