viernes, 6 de diciembre de 2013

Pencas de acelga rellenas de Jamón y Mozarela, #RecetasSolidariasParaNavidad



Hoy toca verduras, me encantan las acelgas, sigo preguntandome porque la gente dice eso de
" eres más aburria que una acelga " a mi no me lo parecen, las hago de mil maneras y siempre están buenas, en un cocido, salteadas con jamón, paquetitos rellenos con las hojas........y las pencas rellenas como estas.


En esta ocasión de jamón y bolitas de Mozzarela.


Que ricas salieron con todo ese quesito derretido dentro unnnhhhhhh !!!!!!! 


Pura delicia !!!!!!


Creo que si las hacemos de tamaño bocadito, puede ser un aperitivo perfecto para estas fechas que se avecinan y si tenemos la suerte de encontrar esas pencas hermosas, enormes que yo casi nunca encuentro, puede ser un entrante igual de bueno que otro cualquiera.


Ingredientes


1 manojo de pencas de acelgas anchas 
Lonchas de jamón o York finitas
Bolitas de Mozzarela
Huevo
Pan rallado
Sal
Aceite de oliva virgen extra


Si pincháis en este link os llevaran a la página de Facebook 

Y si pincháis en este al Blog, donde ya hay infinidad de recetas ricas por muy poquito dinero, este año vamos a comer como Reyes pero sin despilfarrar como ellos.




Lo primero que haremos será limpiar las pencas de acelgas de hilos y las coceremos al dente en agua hirviendo con sal.
Como yo herví las acelgas enteras en el mismo recipiente, si queréis aprovechar como yo, después tendréis que separar las hojas que se cuecen cortadas, de las pencas que las habremos hervido enteras.


Las refrescamos y las reservamos para otra preparación.

Las pencas las ponemos encima de papel absorbente hasta que estén templadas.


Las cortamos en trozos regulares y las acomodamos en donde vayamos a trabajar, en mi caso mi tabla.


Vamos poniendo encima de cada una una lonchita de jamón
Y las bolitas de Mozzarela cortadas a la mitad.
Tapamos con las otras mitades y aplastamos con cuidado de no romperlas.
Las pasamos por harina, huevo batido y pan rallado, dejándolas bien selladas.
Ahora tenemos dos caminos, o dejarlas un par de horas en el frigorifico para que el empanado se asiente si las vamos a cocinar, o congelarlas, cosa que recomiendo, porque como son muy laboriosas de hacer, mejor hacer en cantidad y congelar para tenerlas a mano cuando queramos comerlas.
Ya solo queda poner un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén, y cuando esté bien caliente freír por tandas
Primero de una parte
Y luego dando la vuelta con cuidado del otro hasta que queden bien doraditas
Deben quedar crujientes por fuera y bien jugosas por dentro
Las ponemos en papel de cocina para que pierdan el exceso de grasa y las emplatamos enteras o cortadas por la mitad, depende del tamaño.
Os han gustado? 


Espero que si, porque están buenísimas !!!!!




Buen provecho
;-)

Nota:
Estas que os presento cada una tiene un tamaño, no me importaba porque eran para comerlas por la noche de cena, pero si es para aperitivo, se deben cortar cuando están empanadas todas al mismo tamaño y nuevamente empanar, después congelar al aire en una bandeja. 
Una vez que estén congeladas las podemos conservar en una bolsa hermética sacando todo el aire que se pueda (como las croquetas) así tendremos para las fiestas solo para poner en la freidora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada